Ambientación


Mischief Managed es un foro ambientado en la época de los Merodeadores donde podrás encontrar a todos los personajes conocidos de la saga. El mundo mágico comienza a cernirse bajo la oscuridad de los Mortifagos y los miembros de la Orden del Fénix luchan para contrarrestar su poder. La guerra va a comenzar y depende de tu personaje el resultado final. No nos basamos en los libros para determinar el futuro de las batallas ¿ganaran los mortifagos o los pro-muggle? nadie lo sabe, todo se decidirá a medida que el rol avance.




Últimos temas
» Afiliate aquí
Mar Ago 11, 2015 10:32 pm por Invitado

» Fantasy Come True || Cambio de Url y Boton [Normal]
Lun Ago 03, 2015 12:00 am por Invitado

» True History of Hogwarts [Afiliación Élite]
Dom Jul 19, 2015 2:17 am por Invitado

» Bueno, pues...
Lun Jun 22, 2015 5:02 am por Narcissa D. Black

» Strange things would happen here | Jonathan A. Reed
Vie Jun 19, 2015 7:00 am por Sarah Minelli

» Pequeña ausencia.
Jue Jun 18, 2015 7:10 pm por Lucius A. Malfoy

» Confirma Aquí
Jue Jun 18, 2015 5:33 pm por Invitado

» Daemon Swartz (en construcción)
Jue Jun 18, 2015 11:19 am por Daemon Swartz

» ¿Que estas pensando?
Jue Jun 18, 2015 10:50 am por Alecto N. Carrow

staff






ADMIN MP|PERFIL


ADMIN MP|PERFIL


ADMIN MP|PERFIL


MOD. MP|PERFIL




redes sociales






censo




GRYFFINDOR
9 PJ
SLYTHERIN
6 PJ
HUFFLEPUFF
4 PJ
RAVENCLAW
5 PJ
HOGWARTS
2 PJ
ADULTOS
3 PJ
MORTIFAGOS
8 PJ
ORDEN DEL FÉNIX
6 PJ




clima


Nos encontramos en el mes de Septiembre, las clases acaban de comenzar en Hogwarts. El otoño acaba de llegar con temperaturas de entre 10 y 19 grados centígrados; a partir de octubre el frió comienza a hacerse notar y no se puede salir a la calle sin un buen abrigo o ropas cálidas.
LUNA LLENA
20, 21 y 22







relojes




31 PUNTOS


40 PUNTOS


5 PUNTOS


12 PUNTOS




compañeros


hermanos




élite




34/40
Princeton Universoty aepfd4.jpg Expectro Patronum BelovedHogwarts




créditos


Este foro ha sido basado en la saga de Harry Potter, adaptando algunos datos de los pj e historia para crear la trama. El diseño fue creado por Bel exclusivamente para este foro, muchas gracias por prestarnos este maravilloso skin. La personalidad y contenido de los post pertenecen a los users del foro. NO COPIEN, SEAN ORIGINALES.
También nos gustaría agradecer a los users por acompañarnos en esta aventura. Gracias son los mejores!








A situaciones desesperadas, soluciones descabelladas. - Mr Jenkins.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A situaciones desesperadas, soluciones descabelladas. - Mr Jenkins.

Mensaje por Sirius O. Black el Lun Jun 08, 2015 6:07 am

El sol brillaba con esplendor durante casi toda la mañana, pero alguna razón de la cual Sirius desconocía la tarde se había llenado de nubes grises, cubriendo casi todo el cielo, el clima se torno frío y seco, por lo que no se podía salir así nomas a caminar por el exterior del castillo. Se veía como los alumnos de Hogwarts corrían cuando salían al exterior por miedo a que lloviera en cualquier instante, o no tomar más frío de lo que podían evitar. El joven Black había partido de su sala común temprano por la mañana a Transformaciones, como el día estaba de aquella forma, la sala común estaba bañada de luz solar, iluminando hasta el ultimo rincón, no previo el mal clima y se marcho con un suéter ligero.

Asistió a Transformaciones, no era una de sus clases más predilectas pero dentro de todas era bastante pasable. Sus amigos estaban allí por lo que entre bromas internar y ajenas no sintió como el tiempo iba transcurriendo. Cuando la clase terminó todos marcharon hacía el Gran Comedor ya que la hora de comer algo había llegado ¡ Sirius moría de hambre ! Aprovecho el momento ideal y tuvo una buena panzada  luego de tanta información acumulado en esas horas. Sus amigos se mostraban impacientes por ir a Pociones ya que habían conseguido un polvo explosivo; tenían la extraña idea de jugarle una mala broma a Severus ... Chicos malos.
Como no se encontraba de humor para la situación decidió no seguir el plan de sus amigos, prometiendo les que a la tarde entrada se verían. Ignoró las quejas y caras largas cuando se levanto de la mesa y tomando sus cosas se marcho. Realmente su humor no se había modificado en nada, estaba un poco impaciente y quizás quisquilloso. Se debía a tantos problemas en su vida pero que los ignoraba para ahorrarse mala sangre, irónicamente.  Aprovechando aquel tiempo libre que se había permitido ( gracias al tiempo cedido por Pociones) echo a andar por el castillo buscando un sitio que lo reconfortara tan solo un poco. Vagó unos minutos por los adentros y con la necesidad de respirar aire fresco traspaso las puertas hacía el exterior.
Como a cualquier estudiante que había salido a la mañana con sol y ahora salía afuera , se le erizó la piel al moreno rápidamente y un escalofrío re corrió su cuerpo; apretó los puños y la madibula oprimiendo el primer impulso a dar pasos atrás. Tomó una bocanada profunda de aquel aire seco, lleno de vida, nuevo, fresco y echo a andar bajando las escaleras de piedra.

A causa del frío los chicos no salían afuera, por lo que estaba mucho menos poblado los jardines. Pero eso tenía un punto positivo, que era aquel de poder caminar en paz a pesar del frío, y la negativa ,  al haber tan poca gente, te ven más claramente a lo lejos. - Sirius Orión Black ... -  a pesar del sonido que emitía el viento en los oídos aquella voz se escuchó claramente en el lugar. Era una voz femenina, cálida al oído y con cierto énfasis. En aquel instante él Gryffindor estaba rodeando los invernaderos cuando vio a la joven a la cual provenía la voz. Primero vio sus verdes ojos, los cuales siempre habían llamado la atención del león. Segundo, su esbelto cuerpo y por ultimo una mueca torcida en sus labios; una mueca que no le gustaba a el joven y que sabía que estaba todo más que mal. Sirius abrió sus labios para pronunciar palabra, aunque hubiera preferido acordarse del nombre, pero antes de poder hacerlo notó que la morocha que yacía frente suyo sacaba su varita de la capa. Eso no le gusto, su mueca se tornó hosca y maliciosa, allí fue el punto donde decidió irse. - ¡ Ven aquí Black ! Te advertí que con mi hermana no te metieras ! - sentenció echándole mirada de perro.  - Te juro que nada es cierto bella. - A veces es mejor quedarse callado. La muchacha enfureció más y echo un embrujo contra él; con destreza sacó su varita y bloqueo el ataque. Ya era mucho, con una ligera y breve sonrisa en sus labios se esfumo de allí más rápido que el viento, la morocha seguía insultándolo. Llegaron a él dos embrujo más que había podido eludir sin dificultad, cuando paso todo lo poblado se introdujo en el campo de Quidditch sin vacilar, su viejo amigo, su pasión cuidaría a uno de los mejores jugadores de Gryffindor.

Subió por una de las torres con fenecí saltando los peldaños de dos en dos hasta llegar a la mitad de la misma. Sabía que maso menos desde aquella altura las cosas no se veían tan bien desde abajo, pero si desde arriba. No quería terminar como un pollo frito si la psicópata descubría su ubicación, así que mejor sentarse. Cuando busco el apartado donde estaban los asientos descubrió que no estaba tan solo como pensaba.  Se encontró con una rubia bellisima que resaltaba del paisaje sin poder evitarlo, reparo en sus ojos un momento con la respiración acelerada y una ligera sonrisa coqueta en sus labios. " Piensa rápido Sirius", le ordeno su mente mientras que lanzaba el suéter en uno de los asientos y deslizaba una de sus manos por el cabello, este estaba agitado y un poco mojado por la corrida.
- Hola, hola buenas tardes ¿ Cómo se encuentra Señorita .. ? - su voz sonó neutra aunque acelerada, intentó en vano regularizar la respiración en tan poco tiempo; dejo en cierto punto la frase inconclusa porque no sabía quien era ella y tampoco sentía certero decirle algún apodo, haber si terminaba siendo alguna profesora de él. Miro hacía el alrededor y dio unos pasos certeros hacía el centro para echar un vistazo hacía abajo. - Lamento ser tan impertinente pero me he encontrado en la innecesaria necesidad de visitar el campo. - Levanto la mirada galantemente mientras que echaba un vistazo más abajo, cuando lo hizo vio una persona de cabello morocho entrar por la entrada, mirando hacía sus alrededores como buscando algo. Sirius dio un respingo y miro nuevamente a la mujer, a ocasiones desesperadas se necesitabas soluciones desesperadas. Sujetó su mano con cuidado y sin querer echarla a la defensiva y ejerciendo un mínimo esfuerzo se sentó él e incito a que la mujer también se sentara. Con su cabello, con el tono de su piel seria muy fácil verla desde abajo, no podía permitir que se levantara aunque fueran por cinco segundos. A pesar de que parecía un loco como estaba actuando soltó sus manos  y clavo una sonrisa amable y cálida. Volvió a deslizar su mano por el cabello, aunque esta vez más como una manía.  - Seguramente pensará que estoy un poco revolucionado. - comento con cierta tranquilidad sintiendo como los latidos de su corazón se normalizaban.  - Verá que ante ocasiones desesperadas se deben tomar acciones desesperadas .. Y bueno, verá que hoy es un día de esos. - agrego a su primer comentario arremangándose las mangas de la camisa blanca hasta la mitad de su brazo. El frío a causa de su sangre caliente y a la corrida de minutos atrás habían dejado sin efecto aquel fenómeno climatizo.



" Juro, Solemnemente, que mis intenciones no son buenas .. "

Sexy boy:
Gryffindor
avatar
Sirius O. Black
Galeones :
33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A situaciones desesperadas, soluciones descabelladas. - Mr Jenkins.

Mensaje por Lilith R. Jenkins el Lun Jun 08, 2015 9:27 pm


A situaciones desesperadas, soluciones descabelladas

Campo de Quidditch | Black y Jenkins



Ya había pasado una semana desde que Lilith Jenkins decidió convertir a Hogwarts en su nueva redacción ganadora. La lista de periodistas que intentaron adentrarse en los pasillos del castillo y salir con una noticia que asegurase un éxito comercial era interminable. Las causas del fallo eran diversas, pero Lilith lo atribuía a la falta de astucia de cada uno de los postulantes, y ella no sería igual, estaba segura que lograría el éxito y su carrera se volvería aun mucho mas grande de lo que ya era. Ambición no le faltaba, el talento mucho menos, tenía todo para triunfar y gracias a su único carisma acababa de conseguir permiso para ingresar al castillo. Aquel día sería clave para su investigación, era consiente que no podría molestar a los estudiantes con su preguntas o se ganaría el desprecio del director, pero siempre se puede encontrar alguien con quien conversar. Ya contaba con un panorama gracias a Elvendrock, una descripción confiable proveniente de una persona confiable.

Se preparo exhaustivamente, guardo en su bolso todo lo necesario para tomar notas y fotografías. Presto especial atención a su aspecto físico,  eligió un vestido color verde para resaltar sus ojos y a la vez algo ajustado al cuepor para resaltar sus curvas. Su cabello prefirió mantenerlo suelto, siempre le agrado la forma en que sus cabellos dorados volaban con el soplo del viento. A causa del clima se vio obligada a tomar uno de sus abrigos de piel, pues no deseaba pasar demasiado frío. Cuanto todo estuvo listo tomó su bolso, su paraguas y salió de su departamento en dirección a Hogwarts.

Hogwarts se encontraba exactamente idéntico a la última vez que Lilith había pisado el castillo como estudiante. No le sorprendió ver que todo permanecía igual después todo aquello formaba parte de la magia del castillo. En cuento ingresó al lugar se dirigió al despacho del director con el cual mantuvo una conversación interesante, muy amablemente el profesor Dumbledore le ofreció acompañarla en el recorrido por el castillo y presentarle a los nuevos profesores. Lilith aceptó el ofrecimiento para no ofender al director y así comenzó su día en Hogwarts. Durante las siguientes horas dio vueltas por todos los pasillos y tuvo la oportunidad de entrevistar a todos los profesores, encontrando alguna que otra respuesta interesante.

Finalmente pudo separarse de Dumbledore ya que él debía encargarse de otros compromisos y decidió salir al exterior para tomar un poco de aire. De todos los sitios que podría encontrar en el exterior el campo de Quidditch parecía ser la mejor opción para encontrar tranquilidad. Tal como Lilith se había imaginado el campo se encontraba vacío, subió a las gradas y camino un poco observando al centro del campo, mientras recordaba sus tiempos como jugadora de Quidditch. Paso los siguientes  minutos disfrutando de la paz hasta que escucho que alguien hablaba. Se dio vuelta para ver al dueño de aquella voz y sonrió amablemente por costumbre  - Buenas tardes- saludo tranquila - queda perdonado, siempre que no interrumpa la poca tranquilidad que puedo encontrar en este castillo- comentó desviando su vista hacia el campo de juego.

Se sorprendió un poco cuando su acompañante tomo su mano para que se sentara. Normalmente se hubiera quejado pero estaba claro que él intentaba evitar a la chica que acababa de entrar. Espero a que el chico hablara primero, estaba intrigada y deseaba ver que haría a continuación - un poco revolucionado en efecto, diría- dijo mientras acomodó su cabello que se movía constantemente a causa del viento - ¿puedo preguntar que fue lo que condujo a dicha situación desesperada?-pregunto. Lilith no era de la clase de personas que se metiera en asuntos ajenos, pero no podía dejar de preguntarse por que él intentaba esconderse de la chica.
Tablilla creada para Mischief Managed
Prensa
avatar
Lilith R. Jenkins
Galeones :
26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A situaciones desesperadas, soluciones descabelladas. - Mr Jenkins.

Mensaje por Sirius O. Black el Mar Jun 09, 2015 10:08 pm

Black ojeo un momento el panorama y rápidamente se sentó en el asiento, parecía como que estaba muy perseguido y es que en realidad así lo era. Ya le había ocurrido al pobre león quedar con un brazo roto por culpa de otra psicópata que había querido vengarse a la mala manera; Sirius no aceptaba ese comportamiento para nada .. En fin, el brazo roto tardo un mes en curarse, cero prácticas de Quidditch, noches de terrible dolor y mucha picazón por lo que era razonable que no quisiera salir otra vez lastimado. Suspiro un momento apoyando sus brazos en el posa - brazos y torció ligeramente las comisuras de sus labios como teniendo una mala noticia que contar a la rubia que yacía frente a él, la observo de lado manteniendo esa expresión pesimista.  - No quiero prometerle cosas en vano señorita desconocida. - admitió con sinceridad cambiando esa expresión por una ligera sonrisa casual. Su "señorita desconocida" se debía aunque aún no sabía su nombre y eso no le agradaba para nada. - Pero si esta buscando un lugar tranquilo lamento tener que decirle que no ha escogido una buena elección. - agrego el joven perspicaz mientras veía como ella no se quejaba ante su alocada idea de sentarlos. Sacando en ese rato, que era extraño de que nadie estuviera allí, el campo del castillo no era para nada tranquilo. Si no asistían los equipos a practicar ( que seria poco normal por el clima ), algún muchacho buscando "tranquilidad" iría o alguna pareja buscando un poco de intimidad; el campo jamás era un buen lugar más que para jugar.


Observó con curiosidad y cierta atención como el aroma femenino inundaba el pequeño lugar y como ella acomodaba su largo cabello como le parecía más cómodo. Afino un momento la mirada observándola sin temer a parecer imprudente, siempre teniendo algo de decoro encima. Cuando escucho su pregunta se encogió ligeramente de hombros como encontrándose inocente del pecado.  - Los estudiantes durante épocas de exámenes suelen .. alborotarse un poco más de lo normal. - respondió levantándose levanta mente sin darle la espalda a la mujer . Retrocedió unos pasos hacía atrás confiado en su pisada pero sin apartar la mirada de esos ojos cautivadores.  - Verá que esa es una de las razones por la cual esta muchachita esta tan .. - pensó un momento en lo que iba a decir a causa que estaba en presencia de una mujer más, decir algo ofensivo no seria nada beneficioso para él. Para llenar ese hueco en el que pensaba una palabra adecuada echo una mirada de reojo hacía el campo y este se hallaba vació.

¿ Donde se había metido ? Sirius aclaró su garganta y frunció el ceño revisando un poco mejor el campo, pero no vio nada que lo complaciera. ¿ A caso abría entrado en alguna de las gradas ?  Si se le había ocurrido aquella idea y subía en la grada que esta él o en cualquier otra, podría vislumbrar fácilmente su cabello azabache, y esa idea no llegaría a concretarse.  Dándose cuenta de que había dejado la charla inconclusa y colgada volvió la mirada a la mujer y resopló vencido. - ¿ A escuchado del refrán " Lo prohibido siempre es mejor " ? - cuestiono sentándose de nuevo un instante echando su mirada con atención.  - Supongo que este caso es algo similar. - agrego sonriendo de lado mientras que deslizaba su mano por la mejilla, tocando la áspera barba juvenil, en acción despreocupada. -



" Juro, Solemnemente, que mis intenciones no son buenas .. "

Sexy boy:
Gryffindor
avatar
Sirius O. Black
Galeones :
33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A situaciones desesperadas, soluciones descabelladas. - Mr Jenkins.

Mensaje por Lilith R. Jenkins el Miér Jun 10, 2015 6:17 pm


A situaciones desesperadas, soluciones descabelladas

Campo de Quidditch | Black y Jenkins



Desde el comienzo Lilith supo que hacer una visita a Hogwarts podría traer aparejada alguna reunion con los estudiantes, en realidad, anhelaba tener la oportunidad de conversar con un estudiante sin el profesor Dumbledore siguiendo sus pasos y ahora parecía que la suerte estaba de su lado, bueno eso dependía del comportamiento de aquel chico -¿debo suponer que eres del tipo de chicos que trae problemas?-preguntó aunque ya se imaginaba cual sería la respuesta  -Jenkins, Lilith Jenkins- se presentó para que pudiera dejar de llamarla señorita desconocida, escuchar una vez mas aquel apodo eliminaría toda su paciencia. Si había algo Lilith detestaba eso era los apodos, si van a llamarla de algún modo mejor que sea por su nombre o de lo contrario mejor mantente alejado de su vista si es que no quieres salir lastimado. Ni se tomo la molestia de preguntar por el nombre de su misterioso acompañante pues algo le decía que él ya se presentaría por su cuenta   - puede que no siempre sea tranquilo, pero al menos hace algunos segundos era- con el mal clima la lista de estudiantes que pensaban en dar una vuelta por el campo de Quidditch se acortaba, y al menos podía esconderse allí de las personas a diferencia de los jardines.

Los estudiantes viven alborotados, o al menos eso es lo que ella piensa. En su época dentro de Hogwarts solía evitar a sus compañeros, recordaba como todos intentaban llamar la atención haciendo tonterías todo el tiempo y lo mucho que le desagradaba la inmadurez que demostraban. La biblioteca era su mejor aliada, allí era capaz de pasar horas en paz - no existe época en la que los estudiantes no estén alborotados, pero al menos ahora puedo ver la verdad y no la mala actuación que los chicos y chicas realizan frente al director- comentó pensando en lo rígidos que todos se mostraban mientras Dumbledore la guiaba por el castillo. Jamas podría sacar algo interesante de los estudiantes si no actuaban con sinceridad  - yo diría que la muchacha parecía enojada mas que alborotada- no conocía la razón pero su acompañante seguro se había ganado el odio de la chica que ingreso al estadio, la cual aparentemente tenía la habilidad de desaparecer en el aire.


Le intrigaba el paradero de la estudiante, buscó intensamente con su mirada pero no parecía estar por ningún lado. Analizando la cantidad de enojo que había demostrado era poco probable que se hubiera ido, tenía que estar por allí. La capacidad de escabullirse entre las sombras era la mejor habilidad de Lilith, gracias a eso logró su éxito como reportera y le divertía pensar que existía alguien dentro de la nueva generación capaz de hacer lo mismo que ella - ¿tiene lo prohibido relación con nuestra amiga?-preguntó. Claramente había relación entre lo prohibido y la razón del enojo de la chica, y en cierto modo podía imaginarse a donde se dirigía toda la situación  -las cosas prohibidas tienen su encanto, pero no creo que pensemos en la misma clase de prohibiciones- aclaró pensando en su trabajo. Muchas eran las reglas que había roto para llegar tan lejos y volvería a dejarse llevar por el camino de lo prohibido para que su nombre llegara a la cima.  
Tablilla creada para Mischief Managed
Prensa
avatar
Lilith R. Jenkins
Galeones :
26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A situaciones desesperadas, soluciones descabelladas. - Mr Jenkins.

Mensaje por Sirius O. Black el Jue Jun 11, 2015 8:41 pm

¿ Muchacho problemático Sirius Black ? Por supuesto que no, que cosas decía esa mujer bella. A Black no le gustaba etiquetar las acciones por buenas o malas, era una forma burda de catalogar a una persona solo por las cosas que hacía en su vida .. Bueno, esa era una gran excusa que él solía utilizar cuando los profesores lo increpaban con preguntas acusadoras, casi siempre solía funcionar hasta que llegaba el director de Hogwarts y sacaba aquello como si solo fuera humo en el aire, él si que sabía como eran realmente las cosas y por esa, y otras razones era porque se tornaba a la Orden en esos momentos. El muchacho castaño echo un suspiro suave e inaudible y meneo ligeramente la barbilla hacía ambos lados.    - Problemático no, yo lo llamaría menos acusar. - respondió observando a rubia con atención.    - Queda más mono rebelde. - agrego al instante de su anterior comentario pero este ultimo, sin duda, con un tono bromista.
- ¿ Hace unos segundos ? Mmm .. - vaciló un instante achinando sus ojos y sonrío de lado.    - Bueno lamento haber roto la paz del lugar. ¿ Qué mejor cosa que iniciar un día rompiendo un poco de tranquilidad ? -  pregunto aunque en realidad no estaba dirigida a una persona en específico de la tribuna. Una galante sonrisa apareció en sus labios y una vez más, como si tuviera hormigas, se levanto de su asiento para echar una mirada más al campo, que aún seguía desierto, Sirius torció las comisuras de sus labios ya preocupado por la extraña desaparición de la muchacha. Ella tras su apodo infantil se presento, el joven asintió con la cabeza de forma caballerosa y le sonrío amablemente    - Un gusto señorita Jenkins, mi nombre es Sirius Black. - iba a hacer la clásica broma que siempre le hacía a las personas desconocidas pero sintió la necesidad de no hacerla, y corresponderle la presentación a la mujer que tenía frente a él . -

Escucho su voz prestando atención a lo que decía, disfrutando de la calidez y feminidad de la misma. Río sin poder evitarlo y  apoyo su brazo en el respaldo de uno de los asientos, ya que no quería sentarse mas por miedo a ser sorprendido, y depositó su peso en este mismo, adoptando una posición cómoda. Se encogió de hombros sin encontrarle solución a su problema.    - Dumbledore quiere lo mejor para nosotros. No deberías culpar a un viejo anciano que es el único que ve las cosas como realmente son en el mundo mágico. -  comento dando a entender que esta vez no estaba bromeando por lo que decía. El muchacho afino un poco más la mirada y sacando un poco el entorpecimiento que tenía por su belleza que lo cautivaba, creyó reconocer su rostro de algún otro lado. ¿ Ministerio? ¿Periodista? No lo recordaba en aquel momento, pero los rostros jamás se le olvidaban.
Asintió de acuerdo cuando ella admitió que más que alborotaba parecía enojada la muchacha ¿ Para que negadlo ya ?    - Bueno ese es otro adjetivo muy certero señorita Jenkins. - confesó el Gryffindor mientras sentía que escuchaba ruidos lejanos. -    No tenemos prohibido casi nada en el castillo, más que las reglas que seguramente algún día ha tenido que cumplir. - admitió sacando la mano de sobre el asiento, sentía ...    - Solo que las mujeres son un poco complicadas y desean, algunas, las cosas para ellas solas y a veces, no se obtiene lo que uno desea. - comento Sirius encogiéndose de hombres dando más que a entender porque estaba furiosa la psicópata que lo había perseguido. Escucho su ultimo comentario y la observo curiosamente unos minutos antes de escuchar otro ruido, pero este no tan lejano. Se acercó a la apertura de la puerta abierta y puso su oído en posición para escuchar algo más. " ¿ SIRIUS BLACK DONDE COÑO ESTAS CABRON  ?" . La voz lejana aún, pero parecía que ella estaba recorriendo toda las tribunas en busca de él, y por lo que podía escuchar no le faltaba mucho para llegar a donde estaban ellos. Sirius abrió la boca al escuchar la voz y cerro la puerta rápidamente detrás de si.

No deseaba ser cruceado aquel día pero no se le ocurría nada efectivo para escaparse de la torre, ahora que lo pensaba no había sido tan buena idea entrar allí, pero cuando miro a la rubia que lo acompañaba volvió a cambiar de parecer. Si llamaba a su escoba desde allí no surtiría efecto, la escoba descansaba plácidamente en su cuarto , en la torre.  ¿ Y si salía por el hueco de la torre, por donde miraban ? ... Organizo sus ideas en la cabeza y dio unos pasos hacía el hueco, miro detenidamente que podría utilizar para bajar de allí sin romperse los huesos pero solo veía la bandera de Revenclaw que colgaba de su lugar habitual.    - Puede ser que no pensemos en las mismas prohibiciones, pero tanto las suyas como las mías traen bastantes problemas. - admitió luego de un rato de haberla escuchado decir eso y manteniéndose activo de un lado a otro pensando .    - Aunque debo admitir que suena tentador tener las mismas prohibiciones que usted, así por lo menos la vería más seguido. - echo al aire con una sonrisa coqueta mientras le dedicaba una mirada apoyándose en el hueco de la habitación. Se apoyo allí, ya sin miedo a que lo vieran, y se cruzo de brazos mirándola aún.   ¿ Cómo cuanto peso aguanta un encantamiento de levitación ? - a situaciones alocadas, soluciones descabelladas; se le había ocurrido de paso aquella idea de salir levitando del hueco pero la cuestión era esa, si era o no una gran idea para safar una vez de una mujer alocada.



" Juro, Solemnemente, que mis intenciones no son buenas .. "

Sexy boy:
Gryffindor
avatar
Sirius O. Black
Galeones :
33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A situaciones desesperadas, soluciones descabelladas. - Mr Jenkins.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.