Ambientación


Mischief Managed es un foro ambientado en la época de los Merodeadores donde podrás encontrar a todos los personajes conocidos de la saga. El mundo mágico comienza a cernirse bajo la oscuridad de los Mortifagos y los miembros de la Orden del Fénix luchan para contrarrestar su poder. La guerra va a comenzar y depende de tu personaje el resultado final. No nos basamos en los libros para determinar el futuro de las batallas ¿ganaran los mortifagos o los pro-muggle? nadie lo sabe, todo se decidirá a medida que el rol avance.




Últimos temas
» Afiliate aquí
Mar Ago 11, 2015 10:32 pm por Invitado

» Fantasy Come True || Cambio de Url y Boton [Normal]
Lun Ago 03, 2015 12:00 am por Invitado

» True History of Hogwarts [Afiliación Élite]
Dom Jul 19, 2015 2:17 am por Invitado

» Bueno, pues...
Lun Jun 22, 2015 5:02 am por Narcissa D. Black

» Strange things would happen here | Jonathan A. Reed
Vie Jun 19, 2015 7:00 am por Sarah Minelli

» Pequeña ausencia.
Jue Jun 18, 2015 7:10 pm por Lucius A. Malfoy

» Confirma Aquí
Jue Jun 18, 2015 5:33 pm por Invitado

» Daemon Swartz (en construcción)
Jue Jun 18, 2015 11:19 am por Daemon Swartz

» ¿Que estas pensando?
Jue Jun 18, 2015 10:50 am por Alecto N. Carrow

staff






ADMIN MP|PERFIL


ADMIN MP|PERFIL


ADMIN MP|PERFIL


MOD. MP|PERFIL




redes sociales






censo




GRYFFINDOR
9 PJ
SLYTHERIN
6 PJ
HUFFLEPUFF
4 PJ
RAVENCLAW
5 PJ
HOGWARTS
2 PJ
ADULTOS
3 PJ
MORTIFAGOS
8 PJ
ORDEN DEL FÉNIX
6 PJ




clima


Nos encontramos en el mes de Septiembre, las clases acaban de comenzar en Hogwarts. El otoño acaba de llegar con temperaturas de entre 10 y 19 grados centígrados; a partir de octubre el frió comienza a hacerse notar y no se puede salir a la calle sin un buen abrigo o ropas cálidas.
LUNA LLENA
20, 21 y 22







relojes




31 PUNTOS


40 PUNTOS


5 PUNTOS


12 PUNTOS




compañeros


hermanos




élite




34/40
Princeton Universoty aepfd4.jpg Expectro Patronum BelovedHogwarts




créditos


Este foro ha sido basado en la saga de Harry Potter, adaptando algunos datos de los pj e historia para crear la trama. El diseño fue creado por Bel exclusivamente para este foro, muchas gracias por prestarnos este maravilloso skin. La personalidad y contenido de los post pertenecen a los users del foro. NO COPIEN, SEAN ORIGINALES.
También nos gustaría agradecer a los users por acompañarnos en esta aventura. Gracias son los mejores!








Entre perros nos entendemos. - Carrow.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre perros nos entendemos. - Carrow.

Mensaje por Sirius O. Black el Jue Mayo 21, 2015 9:12 pm

Volver una vez más al castillo que le había abierto las puertas al desterrado de los Black siempre era placentero, el ultimo verano había sido un poco pésimo para el muchacho de cabello azabache, su familia se había comportado como una verdadera escoria y él no había podido aguantar mas que lo tratasen como lo hacían por lo que había decidido marcharse de aquel lugar para no volver nunca más. Recién en ese momento se dio cuenta de la clase de amigos que tenía, cuando James Potter lo había recibido en su casa como si fuera un integrante más. Debía admitir que deseaba tener unos padres como los de su amigo, se habían comportado realmente muy bien con él y les debía la vida y mucho más.
Aquella mañana salió como James y Remus dirigiéndose a su segunda clase del día, ya casi llegaba la hora de almorzar por lo que su estomago ya estaba quejándose pero este no le dio mucha importancia y siguió camino alado de ambos amigos. Los pasillos estaban apestados de alumnos ya que era cambio de clase para la mayoría de ellos, algunos se movilizaban de aula en aula y otros se dirigían hacía el exterior del castillo para su clase de " Cuidado de Criaturas Mágicas", ellos seguían el paso lento y tranquilo también dirigiéndose afuera, ya que era esa su próxima clase. Como ninguno de los tres tenía mucho apuro en llegar, tomaron un rodeo por el patio interno para luego ir hacía los terrenos. Una de las cosas que no podía evitar Black era que cuando pasaba por algún lugar y había un grupo de muchachas que le dirigían una mirada coqueta y curiosa, no podía no detenerse a saludarlas y a probar suerte. James era su fiel acompañante aunque a Remus no le gustaba hacerlo, se podría decir que era uno de los más vergonzosos del grupo, aunque jamás se le debía subestimar.

Cuando James y Sirius se acercaron a un grupo de cuatro muchachas que estaban charlando animadas en el patio estos comenzaron a charlar con ellas, como si las conocieran. Dos de ellas tenían la insignia de Revenclaw y las otras dos eran leonas como ellos. Ellos eran dos, y ellas cuatro ¡ Como si fuese calculado ! Pero a las muchachas no les había parecido par el numero por los que las leonas se marcharon excusándose que debían llegar a su próxima clase, unos minutos más se quedaron charlando con las águilas y terminaron por arreglar un encuentro más tarde en los jardines del castillo. Ambos jóvenes, felices por su logro, se marcharon con una ligera sonrisa en sus labios, reuniéndose con Lunático que se había quedado resegado detrás leyendo un libro.
Cuando estaban bajando las escalinatas que dirigían hacía la cabaña del guardabosque James le llamo la atención a sus compañeros señalando les hacía un lado; había dos serpientes que estaban molestando a dos muchachos de primero, estos reían divertidos mientras que los novatos imploraban que dejaran de molestarlos. Sirius miro a James y este, como entendiendo la mirada de su amigo, asintió y salieron hacía esa dirección. " Detenerse que nos meterán en problemas ", les ordeno su tercer amigo pero estos ya estaban casi llegando a la par de los otros.

 - ¿ Porque no se meten con alguien de su altura apestosas serpientes ? - la voz de Sirius sonó clara y firme, su mirada se había acentuado de forma desafiante mientras se detenía frente a los dos alumnos de Slytherin. James echo una carcajada al aire " Es que solo a niños de primero les pueden ganar Hocico ¿ No es obvio ? ", comento este con una sonrisa burlona. Cuando escucharon estos dos comentarios, como un trueno, los cuatro sacaron sus varitas listos para echar duelo en medio del terreno del colegio.
A Sirius no le gustaba esas situaciones y obviamente no podía dejar que se pasara por alto. Cuando todos se miraron por un momento a los ojos, esperando al corajudo que echara el primer hechizo, los niños de primero aprovecharon la situación y salieron corriendo para el puente que se dirigía hacía adentro del castillo. Cuando el Slytherin no soporto más la presión de la tensión echo el primer hechizo, con agresividad, James lo detuvo y una fuerte y firme voz se escucho.

" ¡ QUE COÑO HACEN ! " ... Cuando giraron sus cabezas hacía atrás la profesora McGonagald estaba de los pelos atrás. Castigo masivo para todos. Y ahora estaba Sirius en la sala de castigos, ya hacía una hora que estaba allí, la profesora le había dado una tarea para hacer, la cual obviamente el león no estaba haciendo. Había dejado su uniforme sobre la mesa, se había arremangado la camisa hasta los codos y yacía sentado en una silla con las piernas sobre el banco. Su cabello estaba revuelto a causa del, fallido duelo, y no se había molestado en arreglarlo. Con un leve movimiento de muñeca, con la varita en mano, hacía subir y bajar uno de sus libros; este se apoyaba en la mesa y se elevaba con gracia y elegancia. No sabía cuanto más debería estar ahi pero si no salía pronto moriría del aburrimiento.



" Juro, Solemnemente, que mis intenciones no son buenas .. "

Sexy boy:
Gryffindor
avatar
Sirius O. Black
Galeones :
33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre perros nos entendemos. - Carrow.

Mensaje por Alecto N. Carrow el Vie Mayo 22, 2015 3:29 pm

Apenas llevábamos una semana de curso y ya nos estaban petando la agenda a base de trabajos y exámenes recordatorios, en los cuales preguntaban las cosas más importantes del curso pasado para ver si estábamos a la altura suficiente de comenzar el curso y sobretodo para ponernos los cerebros en funcionamiento y “ayudarnos” a estar al día de las materias.

Yo, por mi parte, con el paso de los años había ido perdiendo cada vez más y más interés en el tema académico, llegando a mi punto álgido cuando este verano aquella poderosa Marca Tenebrosa se dibujó en mi antebrazo izquierdo; desde entonces esa fue mi única preocupación, pues, ¿para qué demonios quería yo estudiar?, yo lo que quería era luchar… cumplir mi misión como Mortífaga, eso sí que merecía la pena realmente. Aun así, mis padres estaban empeñados en que acabase Hogwarts aprobando al menos, pues no querían una inculta en su familia a pesar de que tampoco eran de darle gran importancia a las altas notas y a los premios de empollones ermitaños, por lo que ok… opté por hacer lo que mejor sabía… Abusar.

Al día siguiente tenía que entregar un largo trabajo teórico de Transformaciones y yo no pensaba trabajar, obvio, así que me dirigí al hogar de todo cuatro ojos, la biblioteca, y observé detenidamente a los alumno que allí se encontraban; unos concentrados en su lectura con la nariz metida en el libro y otros escribiendo desenfrenadamente con la pluma a punto de echar humo. Finalmente vi al sucio de Wilson, uno de los muchos insufriblemente estudiosos alumnos de Ravenclaw que basaban su vida en alimentarse de información; era de mi curso y compartía clase de Transformaciones conmigo por lo que era perfecto.

Me acerqué a él por detrás observando como releía su trabajo, con varios libros de Transformaciones esparcidos por la mesa, unos abiertos y otros cerrados, ¡Joder, que paciencia! Coloqué la palma de mi mano sobre la parte trasera de su cabeza y tomé la misma para empujarla bruscamente contra los pergaminos que se apoyaban sobre la mesa, haciendo que toda su jeta chocara sonoramente contra el tablero de madera - ¡DESPIERTA WILSON! – dije con tono burlón sonriendo ladinamente al ver su cara de susto ante lo inesperado y doloroso de lo acontecido – Mmm, interesante, muy interesante – dije fingiendo que leía su trabajo por encima de su cabeza para acto seguido tomar con mi dedo índice y pulgar el montón de pergaminos y tirar de ellos con agilidad y rapidez – Creo que es justo lo que necesito – le sonreí con sorna mirándole con desprecio y cierto asco – Al fin y al cabo la gente de tu calaña tiene utilidad de vez en cuando.

El alumno me miró ojiplático sin saber que decir, siendo un típico albo de burlas y abusos y no habiendo aprendido aún a sus diecisiete años a defenderse adecuadamente; lamentable… Esperé unos segundos, deseosa de que dijese cualquier cosa para poder humillarle o machacarle más, pero al ver que se encogía cual tortuga en caparazón por segundos, puse los ojos en blanco aburrida y me di media vuelta dispuesta a irme.

- Yo creo que lo que necesita es un castigo, señorita Carrow – y ahí estaba la profesora McGonagall, cruzada de brazos y con su clásico semblante de bulldog amargado; no podía creer que tuviera tan mala suerte. Ni me molesté en replicar, era inútil gastar saliva con esa estúpida hurraca; por lo que no me quedó otra que caminar al aula de castigo escoltada por la insoportable profesora hasta llegar a la puerta de la misma, ya sin estar en posesión del trabajo más si en posesión de una pluma y un largo pergamino en el que debía escribir doscientas veces ‘No abusare de los alumnos ni les robare’; genial…

Nada más entrar lo primero que vieron mis ojos fue a ese cantamañanas de Black haciendo el anormal con un libro – Joder… estoy gafada – susurré con tono de asco mirando con los ojos entrecerrados al moreno y mostrando odio en la mirada. Me adentré en la sala mientras la profesor McGonagall tomaba asiento en el pupitre del profesor, ya que hasta ahora estaba la sala sin vigilancia – Podrían ahorrarse cualquier castigo conmigo… la presencia de cierta gentuza es el peor de todos los que me podrían dar... – comenté en voz baja cuando pasé al lado de Black, con intencón de que solo él oyese mi comentario, para acto seguido optar por sentarme al fondo del todo, en un rincón, junto a la ventana; lo más lejos posible de la profesora.

La sala estaba poco concurrida, seríamos unos seis alumnos, y la mayoría de las caras eran comunes en la sala de castigo pero sin duda las que nunca faltaban ahí eran la de Black y la mía…



Slytherin
avatar
Alecto N. Carrow
Galeones :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre perros nos entendemos. - Carrow.

Mensaje por Sirius O. Black el Dom Mayo 24, 2015 4:34 am

Con cierta pereza en su cuerpo y hasta en sus ojos el joven Black yacía en la silla jugando con uno de sus libros, pensaba en aquel momento hasta que hora lo tendrían allí porque más tarde tenía un mejor compromiso con una guapa muchacha; pero temía decirlo en voz alta haber si corría tan buena suerte que lo dejaban de por vida allí. De cualquier modo entre eso y estar día por medio en la sala de castigos no variaba mucho, él sabía que más de un profesor le echaría un encantamiento para que se pegara a la silla y nunca saliera de la habitación ¡ Lo sabía !
De cualquier forma tendría que esperar para saberlo, por lo que se armo de la mayor paciencia posible y se quedó allí, sintiendo a sus espaldas o alrededores como los demás alumnos buscaban algo para pasar el tiempo. En un instante determinado, escucho el clásico y reconocido ruido de la puerta abrirse y alzo levemente la mirada para ver que culpable entraba acompañado por la profesora, pero lo que vio en cierta parte no le gusto. Digo en cierta parte porque la otra parte restante le había agradado ver a uno de los hermanitos Carrow entrar en la sala.  La familia Carrow tenía una muy mala reputación entre las personas mágicas, tanto, quizás, que su propia familia. Por cuestiones de purezas Sirius conocía a ambos hermanos, su maldad era tremenda y él particularmente no encontraba paciencia para aceptar esas actitudes, pero Alecto especialmente, le llamaba la atención al Gryffindor; su mezcla de maldad con belleza le encantaba. Por lo que molestarla, se convertía en un pasatiempo más que placentero.

La rubia entró y clavo mirada en su persona, sabía que no era fácil de ignorar un Black, sea donde fuera. Una leve sonrisa complacedor se dibujo en sus labios y no temió que ella la viera que disfrutaba de su presencia. La profesora también ingreso al salón y se ubico en su asiento de todo los días, a vigilarlos mientras cumplían todos con su tiempo de castigo, pero Alecto cuando pasó por su lado comento aquello y el león no pudo echar una carcajada al aire, tanto que la profesora lo fulmino a morir con su mirada lacerante, Sirius, como perro mojado hizo con su mano un gesto de que se quedaría callado; la profesora le lanzó una mirada de advertencia y se limito a abrir un tomo de Encantamiento { Gigante y gordo como todos los libros de Encantamientos } y se lo dispuso a leer tranquilamente.
¿ Fastidiarla o no fastidiarla ? Esa era la gran cuestión, debía de ser cuidadoso para que no le echaran aquel gran tomo por la cabeza si andaba hablando, pero tampoco podía resistir contestar a ese comentario pasajero. Debatiendo aquella idea se sentó el muchacho hacía un lado, colocando sus piernas en el pasillo. Apoyo una de sus manos sobre el borde de la silla y la otra sobre la mesa; torció ligeramente su cabeza hacía un lado enfocando su mirada a la rubia que estaba en el fondo del salón con aquel aire rebeldón y terco que emanaba de su aura. Chisté suavemente para llamar su atención, cuando logro hacerlo, con una fanfarrona sonrisa se dirigió a ella, con un tono neutral, bajo pero al mismo tiempo audible para que lo escuchara. - ¿ A caso me estás siguiendo Carrow ? - cuestiono frunciendo su ceño como sorprendido.  - ¿ O acaso quieres adherirte a mi club de fans ? En eso caso, tendría muchas tareas designadas para ti. - agrego encogiéndose de hombros mientras  que dejaba su varita sobre el libro que estaba levitando minutos atrás. -



" Juro, Solemnemente, que mis intenciones no son buenas .. "

Sexy boy:
Gryffindor
avatar
Sirius O. Black
Galeones :
33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre perros nos entendemos. - Carrow.

Mensaje por Alecto N. Carrow el Lun Jun 08, 2015 4:10 pm

Tuve que hacer oídos sordos ante aquella sonora y estúpida carcajada de Black, como siempre queriendo llamar la atención y ser el centro de las miradas, conteniéndome para no darme la vuelta y hacerle comer mi puño para de paso dejarle sin unos cuantos dientes... seguro que estaba más mono y todo.

Al sentarme observé el pergamino y la pluma con su respectivo tintero que había hecho aparecer la profesora McGonagall sobre mi mesa, soltando un bufido de aburrimiento a la vez que ponía los ojos en blanco. Tomé la pluma y comencé a dibujar pequeños monigotes ahorcados o muertos en el suelo teniendo en frente a otro monigote que poseía una varita en su mano; al menos eso era más creativo y entretenido que la mierda de castigo que me habían puesto...

Pero entonces oí un ruido proveniente de mi lado derecho, alzando la vista y viendo a Black a poca distancia de mi, solo un pupitre más al frente que yo, pero en la fila de al lado, es decir, en diagonal a mí. Su postura era la típica del chico, chulesca y engreída, todo estirado como si el aula fuera de su propiedad... bah, payaso.

Cuando oí sus ridículas insinuaciones alcé una ceja ladeando levemente la cabeza hacia la derecha, realmente aquel chico era idiota - Sí... estoy a espera de la mejor oportunidad para acabar con tu miserable vida - contesté ante la idea de que le estuviese siguiendo a todos lados. En cuanto al club de fans... no pensaba molestarme ni en trabajarme una respuesta inteligente, pues tal gilipollez no la merecía, por lo que decidí añadir unos nombres a los monigotes que había diseñado hacía escasos segundos, poniéndole 'Black' al que yacía muerto y 'Carrow' al que permanecía en frente con una varita en la mano. Seguido hice una bola con el pergamino y se lo lancé con fuerza a la cabeza deseando que fuera una piedra y le abriese la misma - Acéptalo como un obsequio, Black - sonreí con sorna esperando a que abriese aquella bola de pergamino, mientras con una de mis manos traqueteaba sobre la mesa, con las uñas, lentamente.

La profesora alzó la mirada repentinamente mirándome a mi y al inútil de Black alternativamente, intuyendo que algo pasaba ahí; por lo que la dediqué una horrible sonrisa de asco y agaché mi mirada fingiendo que escribía en un inexistente pergamino. Gracias a Merlín que con los alumnos de delante no se veía mi pupitre.



Slytherin
avatar
Alecto N. Carrow
Galeones :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre perros nos entendemos. - Carrow.

Mensaje por Sirius O. Black el Lun Jun 08, 2015 7:12 pm

Como siempre, tan cariñosa la rubia Carrow respondió a mi comentario de forma directa, Black echo una sonrisa en sus labios sin importar demasiado aquellas palabras, solo le daba gusto que las sonrisas fanfarronas surtieran efecto en la Slytherins; no era solo ella sino, la mayoría de las personas encabronadas, cuando más echabas una sonrisa en los labios más aumentaba la furia de la otra persona ¡ Teoría certificada ! . En fin, cuando escucho aquel comentario se encogió ligeramente de hombros como su aquello fuera todo una pregunta y torció ligeramente los labios en forma de desagrado.   - Bueno, eso esta muy bien Carrow, me encanta que pienses en esas cosas. - admitió el castaño mirando por un momento a la profesora, que seguía fiel en su lugar y devolvió la mirada a su origen.  - Aunque te podría decir unas cuantas formas. Ya te dije, siempre hay vacante en el club. - agrego con un tono descarado guiñando un ojo consiguiente. Fastidiar era su pasión, oh que si.


Se quedo un momento callado observando al rededor para no parecer tan obvio, carraspee mi garganta mientras que con la mirada baja " arreglaba " las mangas de la camisa blanca, y sacando le "brillo" al escudo rojo y dorado que estaba en su pecho. Inesperadamente sintió como un seco papel golpeo un costado de su mejilla, y este fulmino de mala gana a Carrow. Sabía que él era infantil pero ¿ Todos se unían ese día a la causa ?   El papel luego de golpear su mejilla cayó en una de las manos que tenía debajo. Se ubico correctamente en el banco con tranquilidad, bufando por la acción de la rubia. En su regazo abrió el bollo y contemplo el dibujo. Echo risa sin poder evitarlo, su tono de carcajada realmente divertido atrajo la atención de sus compañeros e incluso de la profesora McGonagall.
MacGonagall - ¿ Qué le resulta tan gracioso señor Black ? - entono la mujer con mala cara echando una mirada severa sobre él. -

Sirius carraspeo un momento como vacilando y alzó la mirada hacía un lado, sin mirar fijamente a nadie pero en otro modo si. Luego miro hacía el frente y levanto la hoja de papel que yacía en su mano; a estas alturas estar castigados unas horas, un día o más era irrelevante.   - Lo lamento profesora MacGonagall pero estoy aquí haciendo mi ensayo, que por cierto ya lo finalize, como verá .. - señalo con un movimiento ligero adentro del cuaderno que estaba sobre el pupitre cuatro hojas completamente escritas. Alabado sea Lunático al prestar tanta atención en Transformaciones y Historia del Mundo Mágico..   - Y mi compañera Carrow esta haciendo malas imitaciones de mi persona, molestándome y hasta insultándome. - exageró un poco el muchacho meneando suavemente la barbilla de un lado a otro, como si el caso estuviera perdido.
La profesora se acercó al pupitre de Sirius y observo las hojas que le entregó el muchacho, las tiro sobre la tapa del libro minutos después. Cuando sujeto el dibujo, miro de soslayo a Carrow y luego a Black. -   - Verá que yo no tengo tan mal gusto al dibujar, es más que evidente que no es obra mía . - se defendió alzando los hombros  con inocencia mirando hacía el mismo lado anteriormente, pero de forma normal y poco evidente. Si esto le traía problemas realmente no los sufriría tanto ya que el placer de ver a Carrow también castigada el mismo tiempo que él, era pura plata.



" Juro, Solemnemente, que mis intenciones no son buenas .. "

Sexy boy:
Gryffindor
avatar
Sirius O. Black
Galeones :
33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre perros nos entendemos. - Carrow.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.